Que reparaciones puedes hacer por tu cuenta

Categories Principal

En tu casa pueden existir varias reparaciones que puedes hacer por tu cuenta, y que podrás disfrutar en todo momento. Para ello necesitarás unas buenas herramientas, las cuales encontrarás en una tienda de bricolaje, porque así podrás disfrutar siempre de los mayores beneficios.

Sin embargo, algunas reparaciones las podrás hacer por tu cuenta sin ningún tipo de esfuerzo. Por lo tanto, en este post las he reunido para que sepas cuáles reparaciones podrás hacer por tu cuenta, y así sabrás cuándo es el momento de llamar a un experto.

Cuales reparaciones puedes hacer en casa

Existen algunas reparaciones que resultarán realmente sencillas de realizar en todo momento, y con las cuales podrás tener siempre un excelente desempeño en tu hogar. Las reparaciones que puedes hacer por tu cuenta serán:

Destapar un fregadero

Esto es algo de lo más común que se debe hacer en una casa, porque debes tener siempre presente que los fregaderos se tapan muy fácilmente. En todo caso, debes tener en consideración que lo único que necesitarás es media caja de bicarbonato de solido y media taza de vinagre.

Debes verter estos en el desagüe, y dejarlos actuar por un período de 30 minutos. Pasado este tiempo, debes verter agua hirviendo y el fregadero debe quedar completamente destapado.

Tapar agujeros de la pared

Cuando usas tornillos o clavos en las paredes y después los quitas porque ya no los necesitas, estos suelen dejar agujeros en las paredes. Para ello, solo bastará con un poco de masilla, para que puedas disfrutar de una superficie completamente plana otra vez.

Antes de comenzar con la reparación, será indispensable que la superficie esté limpia desde antes, y en ese momento será el momento de presionar la masilla y alisarla con una espátula. Para finalizar, debes lijar con papel de gran fino y aplicar un poco de pintura para que quede como nuevo.

Repara una puerta que hace ruido

Las puertas con el paso del tiempo se van desgastando, y puede que tengas también problemas a la hora de que produzcan ruidos. No es ningún problema que no tenga una solución rápida, puesto que solo bastará con un poco de aceite para metales o un poco de lubricante en las bisagras.

En el caso de que siga rechinando, será el momento de retirar el eje de la bisagra, para lijarlo con una esponja de aluminio. Así, te asegurarás de eliminar cualquier rastro de suciedad que pueda estar causando el problema.