Enfrentarse al camino sin frenos

Categories Principal

Cada elemento que conforma un vehículo cumple con una función importante, para que así todo se mantenga en buen estado y trabaje como debe ser. Por su parte, los frenos son el punto clave en el sistema de seguridad, por lo cual, aunque estas piezas no suelen tener fallas repentinas, pueden presentarse de manera progresiva por desgastes o pequeñas averías hasta provocar problemas serios.

Recuerda siempre que los neumáticos son los únicos en contacto con el suelo, y los frenos actúan directamente sobre su funcionamiento. Es preferible ahorrarse sustos y acudir a un taller en el momento que tengas que hacerlo; también, hay una serie de recursos para intentar que los daños sean menores.

Señales que alertan de que algo no funciona bien en los frenos

Que el vehículo se quede sin freno de forma abrupta no es algo que solo se ve en las películas. Por suerte, siempre hay avisos de uno u otro tipo, los cuales alertan cuando hay que tomar medidas en el asunto y así evitar pasar a un estado crítico que le sorprenda. Es común notar lo siguiente:

  • El automóvil no frena como lo hacía antes.
  • Al accionarlos frena poco, están más duros, y hay que aplicar demasiada fuerza para presionar el pedal.
  • El coche se va de lado al frenar.
  • Además de frenar mal, se va perdiendo mucho líquido.
  • El pedal se percibe muy “blando”.

Si ocurre y pierdes los frenos…

Bajo ningún motivo hales el freno de mano de manera brusca mientras vas a alta velocidad, ni apagues el motor pensando que frenará solo. Ambas acciones son muy negativas, frenar de forma abrupta podría bloquear las ruedas traseras y así perderías el control del vehículo. Al apagar la máquina también lo hará la servodirección, ello endurece la dirección y se te hará muy difícil girar.

Es mejor dejar de acelerar y mantener la vista en la carretera, después coloca las luces de emergencia para alertar que tienes problemas. Pisa repetidamente el pedal de freno muy fuerte, de esta forma podría aumentar la presión del circuito y disminuir un poco. Ve reduciendo la marcha para lograr que el freno motor retenga el automóvil, con cuidado intenta orillarte hasta poder salir del camino en una zona apropiada.

Que el coche en general esté en buenas condiciones te servirá para afrontar este u otro tipo de situaciones imprevistas. Asegúrate de hacer los cambios pertinentes cuando corresponda y no tienes que gastar tanto; para ello visita esta web,  además de ahorrar dinero, te llevará muy poco tiempo, ya que solo serán necesarios algunos clics para localizar lo que amerites.