Consejos para el cambio de la bomba de agua

Categories Principal

La bomba de agua es una pieza clave que permite tener la temperatura óptima de funcionamiento en el coche. Pero, para comprar una bomba al precio más ajustado del mercado, lo más recomendable es optar por los desguaces asturias, porque allí encontrarás los repuestos de la mejor calidad.

En todo caso, cambiar la bomba de agua no es tan sencillo, pero es una reparación que se puede hacer en un taller o directamente por tu cuenta. Por este motivo, el día de hoy vamos a hablar un poco sobre el cambio de esta bomba y cómo hacerlo de una forma correcta.

¿Cómo se cambia la bomba de agua?

Cambiar la bomba de agua es relativamente sencillo, pero si quieres que lo haga un profesional por ti, lo mejor será ir directamente a un taller. En todo caso, debes tener en cuenta el coste, puesto que este puede ascender fácilmente hasta los 1000 euros dependiendo de la mano de obra que se requiera.

Sin embargo, si haces el cambio por tu cuenta, podrás ahorrar mucho dinero, porque por menos de 160 euros encontrarás una bomba de agua en un desguace. Para cambiarla simplemente debes seguir estos pasos:

Quita la bomba rota

El primer paso es quitar la bomba de agua rota, pero para comenzar el proceso debes asegurarte de que el coche esté completamente frío. Una vez que estés seguro de ello, es momento de comenzar por el drenado del líquido refrigerante.

Si el líquido está caliente puede causar quemaduras motivo por el cual no se recomienda comenzar el proceso si el coche no está completamente frío. Cuando se termine el drenado será el momento de desconectar las mangueras de la bomba de agua y proceder a quitar los tornillos de fijación.

Coloca la bomba de repuesto

Es el momento de colocar la bomba nueva en su lugar, y para ello será indispensable que te asegures de que es el modelo exacto que acabas de quitar. Así, podrás asegurarte de que no tendrás ningún inconveniente con la instalación y se debe proceder a colocar los tornillos de fijación y las mangueras.

Cuando todo esté nuevamente conectado, se rellenará el sistema con líquido refrigerante, asegurándose de no dejar ningún tipo de fuga en el motor. Purga el sistema encendiendo el coche y rellena el faltante de líquido refrigerante para que al final dejes el coche en reposo por un período de 4 horas.